+34 637 920 873
+34 672 839 760

Control Motor

El control motor es el proceso mediante el cual el cerebro y el sistema nervioso regulan y coordinan los movimientos del cuerpo.

Es un sistema altamente complejo que involucra la integración de información sensorial, la planificación de movimientos y la ejecución precisa de los mismos para lograr actividades motoras coordinadas y eficientes.

Patologías

El control motor es utilizado en el tratamiento de diversas patologías que afectan la capacidad de movimiento y coordinación de una persona. Algunas de estas patologías incluyen el accidente cerebrovascular, la parálisis cerebral, las lesiones de la médula espinal, las enfermedades neuromusculares y los trastornos del movimiento. El control motor terapéutico se aplica para mejorar la función motora, la coordinación y la calidad de vida de los pacientes, adaptando los enfoques a las necesidades individuales de cada caso.

Objetivos

Los objetivos del control motor son permitir a los seres vivos realizar movimientos precisos y coordinados, así como regular y ajustar continuamente estos movimientos para adaptarse a las demandas del entorno. Algunos de los principales objetivos del control motor son:

Generación de movimientos: El control motor tiene como objetivo generar movimientos voluntarios y automáticos en respuesta a una intención o estímulo.

Esto implica la planificación y ejecución de patrones motores específicos para lograr acciones y tareas motoras.

Coordinación muscular: El control motor busca coordinar la activación y contracción de los músculos de manera adecuada y sincronizada. Esto permite el movimiento armónico de diferentes segmentos corporales y la ejecución de movimientos complejos y precisos.

Estabilidad y equilibrio: El control motor busca mantener la estabilidad y el equilibrio durante los movimientos, evitando caídas y lesiones. Implica la integración de información sensorial, la anticipación de los cambios en la postura y la ejecución de ajustes adecuados para mantener la estabilidad.

Adaptación y aprendizaje motor: El control motor busca adaptar y ajustar los movimientos en función de la retroalimentación sensorial recibida. Permite aprender nuevas habilidades motoras, corregir errores y mejorar la eficiencia y precisión de los movimientos a través de la práctica y la experiencia.

Control de fuerza y velocidad: El control motor implica regular la fuerza y velocidad de los movimientos de acuerdo con las demandas específicas de la tarea. Esto implica modular la amplitud y la intensidad de las contracciones musculares para lograr el rendimiento óptimo en diferentes situaciones.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros